lunes, 9 de julio de 2007

OCHO COSAS QUE CASI NADIE SABE DE MÍ...


esto era parte de un juego del blog de alguien, no recuerdo de quién y tenía reglas, tampoco las recuerdo; la cosa es que cada uno escribe ocho cosas que nadie conoce de uno, y las publica, e invita a un grupo de amigos a repetir la secuencia.


  1. Cuando tenía unos dos años mi mascota era un conejo blanco, al que sin querer maté de tanto amor, porque le llevaba agarrado del cuello repitiendo: "mi cato, mi cato"... Nunca más he tenido conejos, sólo gatos...

  2. La primera palabra que aprendí a escribir fue "papá"; la escribí en toda una parede de mi cuarto. Cuando mi mamá llegó del trabajo y vio la obra de arte no tuvo corazón para reclamarme nada, mi papá estaba en el Brasil.

  3. No me gustan las sopas y rara vez como mote, jejeje, culpa de Mafalta.
  4. Mi papá se volvió a casar hace unos tres años. No le hablé por un par de meses... Ahora me llevo bien con su esposa, a la que de cariño y en chiquis llamo "mi madrastra malvada".

  5. Mi cuento favorito durante la niñez se llama "El caballito jorobadito", un cuento ruso lindísimo, escrito en verso y con unas ilustraciones alucinantes. No entendía cómo las otras niñas nunca habían leído ese cuento...

  6. Siempre tiemblo durante el primer día de clases. Es duro enfrentarse ante un nuevo auditorio cada semestre. A veces tiemblo el semestre entero... hay grupos difíciles.

  7. Soy una coleccionista de cierto tipo de libros... Tengo guardados mis cuentos favoritos de la niñez, y tengo varias versiones de "Alicia en el país de las maravillas". Me encanta el gato de Cheshire...

  8. Lloré la primera vez que entré a un museo en España. En Madrid entré al Thyssen-Bornemisza, un pequeño museo cercano al museo del Prado. Cuando empecé a ver las obras de arte modernas y contemporáneas no pude contener todo lo que sentía. Vi un cuadro de Dalí, y nunca me había llamado demasiado la atención ese pintor en particular, pero sentí algo tan especial al ver el formato del cuadro, los colores y al ser consciente de que tenía una obra original ante mí, que las lágrimas cayeron solitas...

3 comentarios:

Edd dijo...

No me digas que tembalste con nosotros??? pero si somos buenos chicos!!, medio fachosos nomás juaa...

Olivia dijo...

Lilit:
Yo lloré cuando vi el coliseo romano, como siempre te entiendo perfectamente. Cambio y fuera.

la unica que no tiene camara dijo...

a mi me acaba de salir una lagrimita leyendote..
hecha la loca.. eso nadie, pero nadie.. caló...
besito