lunes, 31 de diciembre de 2007

el último día del año

Eres la contradicción, te reinventas a diario. Eres uno para los otros, y alguien diferente para mí. Cada vez que te veo eres uno diferente y eso me da curiosidad, lo que no sabes es que la constante confusión o la confusión constante, también llega a aburrirme.
Tú, mi constante confusión, tú, que no sabes nada de mí, nada en realidad, solo la imagen, el cuerpo, el tacto.
Pero de dentro ¿qué conoces? ¿te interesa?
Me aburre que no quieras ir más allá.
Me gustan el tacto, el cuerpo, el beso, pero busco más que eso, quiero más que eso, espero más que...
Con nombre de arcángel confundido, caído. Conmigo ves algo de ti que te libera, algo de ti que quieres dejar libre, algo de ti que quieres enjaular pero que huye.
No soy yo, eso lo supimos desde siempre. No eres tú.
Soy una ventana, no la puerta que buscas. Soy de lo que quieres escapar. Fuera de toda regla, de toda medida.
Tres semanas es lo máximo que has logrado permanecer lejos, distante.
Yo he esperado, paciente, impaciente.
Me preguntas si hay alguien más y siempre respondo que no.
No sé si preguntas en broma o en serio. Pero la pregunda ha surgido ya varias veces.
No. No hay nadie más.
No porque no haya, sino porque no quiero que haya. Porque no me interesa que nadie más se acerque. Pero el juego se termina, las reglas caducan y yo me alejo.
Ahora todo está más claro. Ahora sé lo que que queiro y lo que no.

Arcángel confundido, ¿por qué buscar el Paríso fuera de ti, fuera de mí?
Yo me voy...

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Un poco de poesía

y nunca está de más recordar a Sor Juana, tan actualizada, jejeje.

Sátira filosófica
Sor Juana Inés de la Cruz


Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:
si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?
Combatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.
Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco,
al niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.
Queréis, con presunción necia,
hallar a la que buscás,
para pretendida, Thais,
y en la posesión, Lucrecia.
¿Qué humor puede ser más raro
que el que falto de consejo,
él mismo empaña el espejo,
y siente que no esté claro?
Con el favor y el desdén
tenéis condición igual,
dejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.
Opinión ninguna gana;
pues la que más se recata,
si no os admite es ingrata,
y si os admite, es liviana.
Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por cruel
y a otra por fácil culpáis.
¿Pues cómo ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata, ofende,
y la uqe es fácil, enfada?
Mas, entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya a que no os quiere
y quejaos en hora buena.
Dan vuestras amantes penas
a sus lietades alas,
y después de hacrlas malas
las queréis hallar muy benas.
¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada,
o el que ruega de caído?
¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?
Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.
Dejad de solicitar,
y después, con más razón,
acusaréis la aficón
de la que os fuere a rogar.
Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instacia
juntáis diablo, carne y mundo.

martes, 18 de diciembre de 2007

Loco por ti

Una canción de Calamaro, apropiada para este momento, jajaja

Ando tropezando, dando tumbos por ahí
tengo la cabeza hecha un merengue y es por ti
tú no tienes prisa, tú te tomas todo a la risa, estoy loco por ti

Tú no tienes prisa, tú te tomas todo a la risa,
y yo estoy loco por ti.

Hoy si no te tengo será la ruina para mí,
cuando te decidas yo quizá ya no esté aquí.
Si te estás quedando, si conmigo te estás quedando, estoy loco por ti
Si te estás quedando ¿no ves que este es el último tango?
Estoy loco por ti
Con los sentimientos te dedicas a jugar,
Te estás divirtiendo a costa mía ¿no es verdad?
Conozco a los a los de tu clase,
Se dedican a especular
dejan que suba la espuma,

luego se, luego se quieren marchar

Estoy loco por ti
Estoy loco por ti

Tú no tienes prisa, tú te tomas todo a la risa,
y yo estoy loco por ti.



Y ahora una de Soda

Trátame suavemente

Alguien me ha dicho
que la soledad se esconde tras tus ojos,
y que tu blusa atora sentimientos, que respiras.
Tienes que comprender que no puse tus miedos
donde están guardados,
y que no podré quitártelos
si al hacerlo me desgarras.
No quiero soñar mil veces la mismas cosas
ni contemplarlas sabiamente,
quiero que me trates suavemente.
Te comportas de acuerdo con lo que te dicta cada momento
y esta inconstancia, no es algo heroico es más bien algo enfermo.
No quiero soñar mil veces las mismas cosas,
ni contemplarlas sabiamente
quiero que me trates suavemente.
No quiero soñar mil veces las mismas cosas
ni contemplarlas sabiamente
quiero que me trates suavemente
quiero que me trates suavemente
quiero que me trates suavemente.
Suavemente, suavemente, suavemente.

lunes, 17 de diciembre de 2007

slow



Hay un movimiento medio reciente que se llama movimiento slow; busca terminar de alguna manera con el ritmo acelerado que tenemos ahora, y que se puede ver en la "fast food", por ejemplo. Entonces, este movimiento busca humanizarnos otra vez, dejar un poco el acelere en el que vivimos, para que así volvamos a vivir en comunidad, pensando menos en nosotros como individuos y más como grupo...

Entonces, si nos desaceleráramos un poco, habría menos estrés y no viviríamos para trabajar, sino, muy a la española, trabajaríamos para vivir y disfrutaríamos más de todo.

Algo que me gustó de la sociedad española fue el tiempo que se toman para el ocio. Allí es importante tomarse las horas de la comida para socializar, comer despacio y rico, beberse una caña o una copa de vino y charlar con los amigos o la familia.

Es un mito lo de las horas de siesta, en realidad los españoles no duermen tanto, pero eso sí, se toman el tiempo necesario como para que la comida sea el momento de compartir y digerir...

Hoy en mi clase discutí sobre este tema con los estudiantes, y fue interesante escucharles, saber lo que piensan al respecto.

Surgió el tema del slow sex, que consiste en tomarse todo un día para estar en la cama con la pareja, disfrutando despacio, con pausas pero sin prisa, del amor y los placeres...

Y pues sí, hasta la cama se ha vuelto un lugar al que le quitamos tiempo.
Comemos mal y rápido, nos comunicamos por mails cortos y mensajes escuetos por celular, no tenemos tiempo para un cafecito prolongado con los amigos, dormimos cada vez menos, trabajamos mucho y el sexo se ha convertido en el desfogue de todo el estrés y angustia acumulados...

Por qué no volver a la pausa cuando haya como, y perderse unas cuantas horas entre las sábanas.

Por qué no dejar por un día la ducha y cambiarla por el baño de tiña tan relajante.

Por qué no bajarnos del auto y caminar sin rumbo un par de horas...
Y me vino a la mente una canción de Aute
Slowly...

Por más que me encuentre un tesoro en las Fuentes del Nilo
quiero bailar un "slow" with you tonight, tonight.
Y aunque seas la Monna Lisa o la Venus de Milo,
quiero bailar un "Slow" with you tonight, tonight.
Por más que yo sea una Bestia y tu seas tan Bella
quiero bailar un "slow" with you tonight",
Ya puede caernos encima un diluvio de estrellas
quiero bailar un "slow" with you como aquel
Times goes by, so slowly.I hunger for your... sha la la la la
slowly, slowly...
Por más que nos pille el estúpido de tu marido,
Quiero bailar un "slow" with you tonight.
Y aunque enamorarme de ti me lo tengas prohibido
quiero bailar un "Slow" with you tonight, my love.
Por más que no pueda comprarte un collar de diamantes
quiero bailar un "Slow" with you tonight.
Y aunque nunca llegue a ser Harrison Ford comoamante
quiero bailar un "slow" with you como aquel...
At the end of'the rainbowYou'll find a pot of gold... Sha la la la la
Slowly, Slowly
Por más que aparezca la grúa y se lleve mi coche
quiero bailar un "slow" with you tonight.
Por mí que reviente el planeta en confetti esta noche
quiero bailar un "slow" with you tonight.
Y como parece que el corto verano se acaba
quiero bailar un "slow" with you tonight, tonight.
Seamos, al fin, Salomón y la Reina de Saba
I want to dance a "Slow" with you como aquel
DreamDream, dream, dream Sha la la la la
I love you when you do it
So slowly, so slowlyOh baby, baby, be mine tonight...
I love you when you do itso slowly, so slowly
Oh baby, baby, please hold me tight...
so slowly

domingo, 16 de diciembre de 2007

la memoria y la desmemoria

He pensado últimamente en la memoria, así que propongo un reto... pero antes, un poco de mitología, de esa que me gusta tanto...

Mnemosine, en la mitología griega, es la personificiación de la memoria, y con Zeus, tuvo a las nueve musas... Así que de la memoria surgieron las musas, mmmm, la memoria...

Bueno, el reto es contar qué recuerdos tienen en su memoria por gratos y cuáles preferirían dejar en la desmemoria, por desagradables o no gratos...

Aquí van los míos...

Los gratos
mmm, tengo mil y un recuerdos gratos, gratísimos, amados, pero entre los que puedo compartir, está por ejemplo el primer beso, jejeje, a los 13 años, con mi primer "enamorado", odio esa palabra, pero es la que usábamos para definirnos. Me acuerdo de mis nervios, jejeje, de la extrañeza, de las "mariposas", de que fue en una terraza, mmmm, lindo recuerdo.

Otro, mmm, los juegos en la gran casa que tenía mi abuela paterna, en la que solía pasar con mis primos, casi todas las vacaciones. Me acuerdo de las camas comunales, de los pasteles de lodo, de los paseos de descubrimiento, de los juegos en los que usábamos la ropa de mi abuelita y sus zapatos.

Me acuerdo de que los domingos, mi mamá, mi papá, mi hermano y yo desayunábamos en el centro, siempre en el mismo lugar, me acuerdo de los sabores...

Me acuerdo de cuando por fin sentí que Madrid era mi lugar, porque yo creo que la relación que entablas con una ciudad es muy importante para disfrutar de tu vida allí. Claro, para mí Madrid significa un lugar, miles de lugares, pero sobre todo muchas personas; es por eso que nunca más Madrid será lo que fue...

Uno de los recuerdos más lindos tiene que ver con mi sobrino mayor... se suponía que yo me iba del país por varios años, así que preparé psicológicamente a mi familia. Un día mi sobrino me dijo que por lo de mi viaje él había pensado que debíamos pasar más tiempo juntos... Casi me muero... estos enanos crecen tan rápido... y pues el viaje se canceló y me quedé, y he visto cómo han crecido mis chiquitos, cómo ahora son tan grandes, tan maravillosos.

Un último para compartir... la primera vez que me dijeron "te amo"...


Los poco gratos
mmmm, también hay varios...

los muchos llantos por alguien...

la caída de un caballo, jejejej, por torpe...
la depre los primeros días al estar sola en un país extraño.

ver llorar a alguien que quiero mucho.

dejar de hablarme con amigos queridos.


viernes, 14 de diciembre de 2007

Huecas



Ayer vi La Combi, a los años, y han tenido pues un nuevo segmento en el que un invitado

especia, ayer fue Juan Fernando V. (sí, el cantante), lleva a los de La Combi a una hueca, así que decidí plagearles y preguntar qué buenas huecas conocen, siempre está bien compartir ese tipo de información...

El Juanfer les llevó ayer al parque de La Vicentina, a tomarse un morochito y comerse unas empanaditas de viento, ricas, con azúcar encima, mmmm. Lugar económico, tradional, y ahora cercano a mi domicilio, además paso por ahí todos los días porque por ahí bajo a Cumbayork...

Pienso en huecas y se me ocurre la de comida indú que hay en la Juan León Mera y Colón... Es barato el lugar, no muy bonito, pero está bien... Hay almuerzos y menú especial, siempre es bueno ir entre varios y pedir platos diferentes, para probar hartos sabores, entre picantes y dulzones... buena hueca.

Otro que se me ocurre es La Chacha, que está en la Juan León Mera y Foch (frente a mis margaritas, jejeje), allí hay pizzas, ensaladas y pasta en general, los precios son buenos y la comida está rica...

Otra hueca, si sabes qué pedir, son Las banderas de la Foch, porque hay unas empanadas de mariscos, que cuestan un dólar algo, que están buenísimas, y antes te daban un café con la empanada, MMMMMMMM , se me abrió el apetito.

Bueno, ahí me cuentan si conocen huecas, porque con las economías de vacas flacas, toca improvisar y seguir tratándose bien, jejejejej.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

en busca el espíritu navideño y el olvido

me pasa todos los años, y cada vez con más fuerza... se acerca la Navidad, y con ella mi estado de ánimo decae...
En mi graaaaaan familia (10 hermanos casados y con hijos, muchos hijos, lo que significa muchos primos, parejas de primos, hijos de primos, etc.) creo que todos disfrutan de las fiestas. Hay reuniones todo el tiempo, con el pretexto de las ferias navideñas, las novenas, la preparación de la comida, etc., así que todo el tiempo hay una razón para verse, así es mi familia aunque no sea Navidad, pero yo cada vez me siento más distante de eso, no encajo en ningún lugar y aunque eso antes no me importaba, este año me deprime.
Será que coincide con la época de desamor, y eso siempre pesa, ¿será?

Tengo iras conmigo misma, muchas iras... Estaba en una época de tanta paz... tranquilita, disfrutando de la soltería, sin un solo hombre peligroso cerca, y claro, como estaba con la guardia baja, apareció uno, entró.
Y yo, ya desacostumbrada a la companía, me encariñé con el individuo y ahora que tal como entró salió, me quedé triste, desubicada, desconfiada, etc., etc., etc.
Y me pasan mil cosas por la cabeza... hay ratos en los que veo todo en perspectiva, y la tristeza desaparece... pero en las noches es difícil ver las cosas en perspectiva, y mi casa me trae recuerdos...
En otros momentos me da tanta rabia, que tengo ganas de agarrar el teléfono, llamar al individuo y decirle todo, todo lo que siento, todo lo que se me pasa por la cabeza, porque lo que más rabia me da es que ellos se creen o muestran insensibles, prefiero creer que solo se muestras así pero que tienen sentimientos, muy en lo profundo de su ser, jejeje.

Yo sabía que era una historia complicada, no puedo decir que no lo sabía, pero él también sabía que yo no quería jugar, que estoy harta de los juegos. Él sabía que yo quería reglas claras, todo transparente, sin cartas escondidas. No quería blofear ni que blofeen conmigo...
Y al final eso fue lo que me pasó... Porque este año aprendí (y me salió carita la lección) que a ellos no les cuesta decir cosas lindas sin sentirlas... gran diferencia de géneros..., la labia maldita...

Y claro, acudo a la típica terapia grupal, el consejo de las amigas, y no saco nada de ahí, porque, como siempre, solo uno sabe por lo que está pasando... Las amigas escuchan, opinan, pero ninguna opinión me sirve...

Y me pongo a pensar en qué es lo que me enganchó de este tipo, y bueno, aún no estoy segura, y creo que fueron varias cosas, una de ellas fue la cotidianidad, eso de tener rutinas... eso de encontrarnos en el chat a cierta hora, hablar de cierto modo, coquetear y jugar, vernos y coquetear y jugar otra vez. Ver la tele y seguir jugando...
ahhhhhhhhhh

hubo charlas buenas, importantes, transparentes, las hubo, y esas me terminaron de enganchar...
pero claro, terminé siendo terapeuta, y lo que yo buscaba era una pareja...
pero es tan difícil en un círculo en el que los hombres están heridos por sus relaciones anteriores, o casados o no viven aquí, jejeje... o están locos, más locos y confundidos que yo.

Y luego de tantos altibajos, me acordé de que la relación menos tóxica que he tenido fue con P. Que es un tipo tan chévere, que me gusta de tantas maneras diferentes, pero con el que la química no funcionó y por eso todo quedó ahí... Y el otro día que me invitó a comer por mi cumple tuve muchas ganas de decirle que lo nuestro, aunque corto, fue muy especial para mí... pero para qué decírselo, podía haber sonado confuso, podía haber mandado un mensaje equivocado, así que quedó pendiente la declaración amorosa, jejejeje. P. es ahora uno de mis grandes amigos, de esos que están siempre, aunque no nos veamos mucho... y eso fue lo lindo de esa relación, que nos quedó lo más importante, la amistad...
Con los demás no ha quedado nada, o casi nada. Mucha pasión, y el rato de los ratos, nada, ni la sombra...

MMMMMM, por qué será que puedo tener tan buenos amigos, pero soy un fracaso en las relaciones... (pregunta retórica)

mientras más edad tienen los hombres a los que conozco, más confundidos están, y más difícil es entablar cualquier tipo de relación... y si son menores, pues son unos niños...

Y justo ahorita empezó una canción que me encanta y me saca una lagrimita ("...eso de jugar a la vida, es algo que a veces duele...")

Así que para acortar el drama del desahogo, haré mi lista de prioridades para el próximo año y en ella estarán hasta el final las relaciones... Para qué gastar tantas energías en algo que no funciona...

Hoy podría firmar: Morelia, pero no, firmo Lilit... que no es ni mi primer ni mi segundo nombre, sino el tercero, sí que puedo adoptar Morelia como el cuarto... iré pensando en el quinto, porque no hay quinto malo, jejejeje...

domingo, 9 de diciembre de 2007

Meme

Aquí cumplo con la petición de Olivia, va este meme con alguna información secreta, jejej...

TENGO
Yo tengo: los cuentos de cuando era niña, guardados como un tesoro, entre esos El caballito jorobadito, un cuento ruso importante en mi vida.
Yo deseo: perder el miedo a las relaciones, a equivocarme, a crecer.
Yo odio: las mentiras y a los mentirosos.

Yo le tengo miedo: de eliminar a ciertos fantasmas de mi pasado, no sé qué quede de mí si lo hago, porque son muchos.
Yo lloro: cada vez menos, pero en ciertas películas, siempre.
Yo pierdo: la cabeza cuando me enamoro, jejeje, sí, soy cursi.
Yo necesito: unas vacaciones largas.
Yo le debo: tiempo a mi familia.
Me duele: la pancita a veces, cada 28 días.

Sí O NO
Tienes un diario: sí, a Lilit y uno de papel.
Te gusta cocinar: sip, pero no con frecuencia.
Tienes un secreto que no le hayas contado a nadie: pocos, pero grandes.
Pones tu reloj unos minutos adelantado: nunca.
Crees en el amor: sí, pero no sé por cuánto más y eso me da miedo.
Te bañas todos los días: casi todos, jejeje.
Te quieres casar: no sé si casarme, pero me encantaría vivir con mi pareja, cuando la tenga, claro.
Te gustan las tormentas: no, prefiero los temporales.


¿Quién es?
La persona más rara: un amigo de cuyo nombre no quiero acordarme.
La persona más molesta: para mí, aquel periodista de Teleamazonas, al que odio por derechoso, y Bush.
La persona que te conoce mejor: mi mamá.
La frase que más usas en el MSN: lo nuestro duró, lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the roks.
Tu grupo favorito: chuta, no tengo grupos grupos, sino solistas, Diana Krall, Sabina, Julieta…
Tu mayor deseo: coincido con Olivia, no tener que trabajar para vivir…

Otras preguntas:
Signo: estoy entre escorpión y sagitario…
Color natural de pelo: castaño oscuro.
Color de ojos: cafés.
Número favorito: 3Día favorito: viernes.
Estación del año: también coincido con Olivia, amo el clima de Quito.
Deporte favorito: el baile en el Aguijón, jeje.

Café o té: los dos, en diferentes momentos; el té cuando estoy sola, el café para cuando estoy acompañada.
Montaña o playa: para buscar paz, la playa; para caminar y respirar, la montaña.
Sol o nieve: sol, nunca he estado en la nieve.
En las últimas 24 horas he:Llorado: no llorado, pero sí se me han llenado los ojos de lágrimas…Ayudado a alguien: escuchado a alguien.
Comprado algo: no.
Enfermado: no.
Ido al cine: no.
Salido a cenar: no, pero a bailar sí, jeje.
Dicho te amo: siempre les digo eso a las personas importantes en mi vida, pero a una pareja no, porque no he tenido una hacer tiempo.
Escrito una carta: no carta, al blog sí.

Perdido a un novio: no.
Hablado con alguien que hace tiempo no hablabas: por chat, con mi prima.
Escrito en un periodico: no.
Abrazado a alguien: a mi mamá, ayer.
Peleado con un pariente: no.
Peleado con un amigo: no.
Soñado despierto: síiiiiiiiiiiii.

Alguna vez podrías…
Comer un gusano: no, guácala.
Matar a alguien: definitivamente no.
Besar a alguien del mismo sexo: posiblemente.
Tener sexo con alguien del mismo sexo: no.
Lanzarte de un paracaídas: como un reto para superar un miedo.
Cantar en un karaoke: lo hago a menudo, creo que es el complejo de diva, jejej.
Emborracharte: lo hice por última vez en mi cumple, hace poco.
Robar en una tienda: no lo sé…
Usar maquillaje en público: sí.

Petición: ¿contestarían esto Fénix y Yo misma?

aniversarios

Ayer fui al Ocho y medio porque había una presentación en homenaje a Lennon. Me invitó una amiga que cantó en el show.
Ella fue mi mejor amiga durante la adolescencia, y es curioso, porque ya llegando a la adultez me di cuenta de que fue uno de los amores de mi vida... y en este punto no sé si decir "tómese literal", o no, porque aquí, en esta sociedad de la cual formo parte, decir esto puede escandalizar a muchos, sobre todo a los que no entienden más que una forma de amor. En fin, decía que descubrí que ella había sido uno de los pilares de mi adolescencia, una de las figuras más importantes durante el colegio. Fue quien me acercó a los Beatles, al teatro, a un grupo de amigos interesantes y extraños, a un tipo de crecimiento diferente del que todos los demás adolescentes cercanos tenían. Me acuerdo de que nuestros compañeros de colegio estaban interesados en probar alcohol, tabaco y luego ciertas drogas, mientras nosotras pensábamos en leer, descubrir la música, organizar paseos y fiestas aún ingenuas, enamorarnos de verdad, conocer el mundo desde el otro lado...
Y estar cerca de esta amiga era como sentirme sobre el mundo, tenerlo en mis manos, ser el centro de algo, porque ella tiene o tenía, no lo sé, esta capacidad que tiene muy poca gente, eso de hacerte sentir especial; el problema fue que cuando dejé de sentirme el centro, me desmoroné... Eso lo entiendo ahora, en perspectiva.
Claro, luego vinieron la universidad, los nuevos amigos, las carreras que de verdad nos interesaban, y los hombres, los confusos y enigmáticos hombres.
Y nos distanciamos mucho, casi sin darnos cuenta empezamos a ser dos desconocidas. Luego yo viajé a España, y ahí nos volvimos a encontrar, como en los viejos tiempos, nos acercamos, ya más grandes, con hartos aprendizajes diferentes, y sin embargo nos dimos cuenta de que aún había eso de las amistades importantes, ese lazo que dura siempre, eso de saber que ese alguien va a estar para ti siempre ...
Sin embargo, muchas cosas pasaron, nuestros lados humanos, muy humanos, se mostraron, y dejamos de hablarnos por como cuatro años, pensando, las dos, que la otra debía ser eliminada del sistema, anulada...
Y este años nos volvimos a ver, porque coincidimos en esta ciudad... esta ciudad que puede ser enorme y diminuta. Y por la boda de una amiga de ambas, nos volvimos a acercar, a acercar hasta cierto punto, claro, hasta el punto de conocidas, que pueden chismear y reírse un rato.
Pero ayer, durante el concierto, recordé la adolescencia... y le sentí tan cercana como entonces, y me liberé de un montón de sentimientos que tenía guardados, atrapados, incluso olvidados.
Sé que nunca seremos las mismas, es imposible, somos tan diferentes ahora, y sin embargo, también tengo claro que somos muy parecidas y fue bueno reencontrarla y recordar lo que había olvidado...
Y fue como el primer lastre que tiré del globo, y subí un poco más, y desde donde estoy ahora, veo las cosas mejor

miércoles, 5 de diciembre de 2007

fantasmas



Hoy me desperté pensando en mis fantasmas, y acabo de leer a Fénix, y casualmetne habla de lo mismo. Por mucho tiempo he permanecido atada a varios fantasmas, casi todos masculinos; han sido parte de mis decisiones, de mis miedos, de mis suspiros, de mis incertidumbres, y como que ya es hora de eliminarlos del sistema.

Ayer N. lloraba a causa de haber terminado con su novio, el llanto era más de rabia que de tristeza, rabia por no entender bien qué pasó. Cuando nos bajamos del bus (porque allí fue donde ella lloró a mares), otra amiga, a la que no había visto hasta que nos bajamos, se acercó y le dijo a N. que lo tóxico hay que tirarlo, y sonó tan evidente, tan fácil, tan lógico, que el llando de N. se detuvo.

Y es cierto, para qué guardar los restos, para qué vivir de recuerdos, cuando hay tanto afuera esperando.


Así que hoy decidí empezar el desalojo, no sé cuánto me tome, pero es una idea que me hace feliz. Dejo a mis fantasmas, los elimino, para no cargar con lastres y para que así el viaje sea más ligero y próspero. Pienso que es como un viaje en globo, los lastres te mantienen abajo, solo soltándolos puedes subir y mirar todo desde arriba, y cambiar de panorama, y viajar lejos, hasta donde quieras.


Así que empiezo a planear el recorrido, las múltiples rutas, las paradas, los acompañantes...



viernes, 30 de noviembre de 2007

cuestionándome en las clases

Esta semana leí con mis estudiantes de varias clases, de las dos universidades, un artículo sobre el trabajo del Municipio de Guayaquil.
El autor critica la reforma urbana que se ha hecho en la ciudad, argumentando que lo que se ha hecho es maquillarla y privatizar los espacios públicos, logrando de esta manera separar aún más, y evidenciar más, obviamente, la brecha entre ricos y pobres.
Fue interesante escuchar lo que los chicos piensan al respecto, claro que habría sido preferible escuchar comentarios de chicos guayaquileños, y no solo de quiteños, ya que el texto topaba también el tema del regionalismo.

Lo triste fue escuchar, a la minoría, por suerte, hablar de la realidad como si fuera un cuento, repitiendo ideas sin sentido, vacías, sobre lo que pasa en el país. Llegaron a decir que los pobres son pobres porque quieren, porque no trabajan lo suficiente ni se esfuerzan, ante lo cual solo dos estudiantes reaccionaron, saliendo de la clase rojos de las iras, los demás escuchaban con cara de desaprobación o estaban de acuerdo con las opiniones.

Me puse a pensar en que mi clase daría para hacer un estudio sociológico sobre lo poco informados que están los estudiantes universitarios. Sobre la ignorancia, la prepotencia y la ceguera de estos "chicos burbuja", que no son capaces de ver más allá de sus narices.

Y pensé también en que si yo hubiera estado en el lugar de los estudiantes, habría salido de la clase y tirado la puerta; sin embargo, al estar delante de la clase, tuve que escuchar, responder, criticar, calmar los ánimos y cerrar la clase...

Fue bueno ver a los dos estudiantes levantándose y saliendo. Me sentí menos sola en esa universidad burbuja...

miércoles, 28 de noviembre de 2007

siete días después

La semana pasada no podía imaginarme que todo se terminaría así, pero la realidad siempre nos sorprende, siempre va más allá de nuestra imaginación, afortunada o desafortunadamente...
Hoy terminé de ver Fur, la película sobre la fotógrafa Diane Arbus, y en la mitad de la película te extrañé, no sé por qué, o a lo mejor sí. Y me cogío la saudade, prendí la compu y me metí a internet, para encontrarte, para verte sin verte, y es curioso, porque te encontré, y la ansiedad pasó, pese a que no nos hablamos más...

Los días han pasado rápido, siempre con mil cosas qué hacer, mucho trabajo, los amigos, la rutina, las sorpresas... y ahora que todo parece lejano ya, solo me queda el buen sabor... y eso se agradece.

Y como la ciudad es pequeña (Quito, chiquito), nos encontraremos algún rato por ahí y estoy segura de que va a ser bueno verte, en mucho o poco tiempo.

lunes, 26 de noviembre de 2007

buscando una respuesta

Acabo de leer varios blogs de conocidos y conocidas, como buscando respuestas luego de este fin de semana que me dejó sin aire pero también sin sueño. Llevaba ya varias semanas sin dormir mis ocho horas, y yo sin esas horas no funciono, no soy yo. Me sentía tan cansada, tan indispuesta. Pero este fin de semana, sobre todo de sábado a domingo y de domingo a lunes, logré dormir bastante, suficiente.
En los blogs que leí encontré algunas respuestas, pero fueron más las preguntas, y ya no sé dónde buscar.
¿Será la crisis del cumleaños? Será cierto lo que aquel personaje dijo, eso de que cuando sabemos las respuestas nos cambian las preguntas... Qué será...
Lo cierto es que no tengo respuestas, y tengo tantas, pero tantas preguntas...
Y como todo es tan rápido, no tengo con quién compartirlas... Extraño las charlas, largas y profundas; pero también esas cortas y difusas, superficiales, que no buscan respuesta alguna. Extraño verme en otros ojos y encontrar esas respuestas.
Extraño compartir las preguntas, los temores, los sueños...
Cuando creo que no me hace falta una pareja para sentirme completa, es entonces cuando recuerdo la complementariedad. Ese otro añorado con el que se comparten esas dudas, esas certezas, esos descubrimientos.

domingo, 25 de noviembre de 2007

Eva Tomando El Sol
Joaquín Sabina


Todo empezó cuando aquella serpiente
me trajo una manzana y dijo prueba.
Yo me llamaba Adán,
seguramente tú te llamabas Eva.
Vivíamos de scuoters en un piso abandonado de Moratalaz
si no has estado allí no has visto el paraíso terrenal.
Cogimos un colchón de una basura,
dos sillas y una mesa con tres patas,
mientras yo emborronaba partituras tu freías las patatas.
Plantamos cañamones de ketama
y un tiesto nos creció ante el ventanal,
con una rama de árbol de la ciencia del bien y del mal.
A Eva le gustaba estar morena y se tumbaba cada tarde al sol,
nadie vio nunca una sirena tan desnuda en un balcón.
Pronto en cada ventana hubo un marido
a la hora en que montaba el show mi chica,
aunque en la tele diera en diferido el Real Madrid - Benfica.
Un día la víbora del entresuelo en trance a su consorte sorprendió,
formó un revuelo y telefoneó al 092.
Y como no teníamos apellidos, ni hojas de parra, ni un tío concejal,
ni más Dios que Cupido no sirvió de nada protestar.
Eva tomando el sol, bendito descontrol.
Besos, cebolla y pan, que más quieres Adán.
Un juez que se creía Dios dispuso que precintara un guardia nuestro piso.
No quedan plazas para dos intrusos en el paraíso.
Estábamos sobre el colchón desnudos
jugando a nuestro juego favorito,
al ver entrar la pasma Eva no pudo sofocar un grito.
A golpes la bajó por la escalera un ángel disfrazado de alguacil
sin importarle un pijo que estuviera encinta de Caín.
Hoy Eva vende en un supermercado manzanas del pecado original.
Yo canto en la calle Preciados,
todos me llaman Adán.

Pensando, luego de los 29

Días extraños...
Antes de ayer (viernes) salí con dos amigas, y para variar hablamos de hombres y relaciones.
Y no sé si me asusta o solo me sorprende el hecho de que las histiorias se repitan.
Amores intensos y cortos que se desvanecen porque ellos huyen, se ocultan.
Nosotras con el corazón roto, otra vez, intentando entender el por qué de la huida, cuando generalmente no hay un por qué (más de una vez ellos me han dicho "no intentes entenderme").

Nosotras intentando encontrar el equilibrio en una relación, confiadas, creyendo en las palabras.
Otra vez empiezo a dudar sobre la existencia del amor y el valor de las palabras.

Me siento confundida, confundida y tentada a huir, a esconderme en mí, a no ver hacia afuera. Huir hasta asegurarme de que estoy sola, de que no corro peligro.
Encontré lo que no buscaba y me quedé, me dejé sorprender y ahora quiero correr, volver a no buscar y no encontrar.


Que se llama soledad
Joaquín Sabina

Algunas veces vuelo
y otras veces
me arrastro demasiado a ras del suelo,
algunas madrugadas me desvelo
y ando como un gato en celo
patrullando la ciudad
en busca de una gatita,
a esa hora maldita
en que los bares a punto están de cerrar,
cuando el alma necesita
un cuerpo que acariciar.
Algunas veces vivo
y otras veces
la vida se me va con lo que escribo;
algunas veces busco un adjetivo
inspirado y posesivo
que te arañe el corazón;
luego arrojo mi mensaje,
se lo lleva de equipaje
una botella, al mar de tu incomprensión.
No quiero hacerte chantaje,
sólo quiero regalarte una canción.
Y algunas veces suelo recostar
mi cabeza en el hombro de la luna
y le hablo de esa amante inoportuna
que se llama soledad.
Algunas veces gano
y otras veces
pongo un circo y me crecen los enanos;
algunas veces doy con un gusano
en la fruta del manzano
prohibido del padre Adán;
o duermo y dejo la puerta
de mi habitación abierta
por si acaso se te ocurre regresar;
más raro fue aquel verano
que no paró de nevar.

domingo, 18 de noviembre de 2007

la gracia de los cinco sentidos...

Hace rato había dejado de ir al cine con frecuencia, y extrañaba las épocas aquellas en las que iba por lo menos dos veces a la semana.
Pues bien, he retomado el buen vicio del cine, aprovechando que ahora hay mucho qué ver. Hoy vi "Coping Beethoven", una producción medio húngara y medio inglesa que cuenta la última etapa de creación de este magnífico compositor. Todo comienza cuando él conoce a una joven copista de partituras que le ayuda mientras él termina su "Novena Sinfonía".
Ed Harris es Beethoven, y me dio gusto verlo en este papel, pues me dejó acercarme mucho al personaje.
La interpretación de varias partes de la obra fue espectacular, a ratos, por la calidad del sonido en el cine, podía cerrar los ojos e imaginarme allí, en la sala donde se estrenó la sinfonía.
Fue bueno ver a uno de los grandes en la pantalla y escuchar una vez más el "Himno a la Alegría". Y claro, nuevamente pensé que necesito aprender alemán, para escuchar la letra en el idioma original, así como la de algunas grandes óperas.
También sentí un poco de envidia por aquellos que hacen música, que la crean, que la interpretan, que la sienten; que saben dar vida a un instrumento. Mmmm, y recordé mis clases de solfeo abandonadas.
Un arte la música, llena de genios, qué bueno es disfrutar de todos los sentidos, hoy, especialmete del oído.

Regalo de cumpleaños

El sábado, luego de las peripecias pasadas para entrar al Coliseo General Rumiñahui, la espera en tres filas diferentes y la búsqueda del lugar adecuado; luego de las quejas y lamentaciones por la fatal organización del espectáculo, empezó la catarsis...
El concierto de Sabina y Serrat fue un éxito. Los artistas lograron capturar al público desde el principio. Nos cautivaron hasta el final.
Grité todo lo que pude, canté todas las canciones que me sabía y todos los coros de las demás, y durante algunos momentos contuve las lágrimas.
Sentí con mucha fuerza la FELICIDAD. Fueron varios los instantes de plenitud que viví, eso de sentir las letras, la energía de los cantantes y el público. Eso de tener cerca, en vivo, a alguien que admiras por lo que hace, por lo que escribe, por lo que es, por lo humano e imperfecto.
Realmente fue catártico, purificante, logré entender el efecto que pudieron encontrar los griegos en su teatro.
Olivia fue una excelente compañera... Era nuestro segundo concierto de Sabina, pero ya hubo muchos otros conciertos juntas. Es gratificante conocer a alguien con quien tienes tanto en común y poder compartir momentos como los del sábado.

La entrada al concierto fue el regalo de cumpleaños de mi mamá. Ella se opone a ir a espectáculos públicos; sin embargo, fue conmigo como parte del regalo. Creo que lo más interesante del concierto fue justamente que hubo muchos padres con hijos dentro. Los padres esparando a Serrat, los hijos, a Sabina y todos compartiendo un poco los gustos, los recuerdos, los afectos, las canciones, las filias.
A mí me gusta Serrat, y tengo claro quién es y lo que significa para varias generaciones, pero me cuesta escucharlo porque me entristece. Me traslada a cierta parte de mi infancia que prefiero no recordar, y la verdad es que no hay un recuerdo claro, solo la sensación de vacío dentro, es como una maquinita del tiempo en la que no quiero entrar. Pero claro, hay canciones que me sé, por herencia me imagino.
Los ojos se me llenaron de lágrimas en "Lucía"...

Vuela esta canción
para ti, Lucía,
la más bella historia de amor
que tuve y tendré.
Es una carta de amor
que se lleva el viento
pintado en mi voz
a ninguna parte
a ningún buzón.
No hay nada más bello
que lo que nunca he tenido.
Nada más amado
que lo que perdí.
Perdóname si
hoy busco en la arena
una luna llena
que arañaba el mar...
Si alguna vez fui un ave de paso,
lo olvidé pa' anidar en tus brazos.
Si alguna vez fui bello y fui bueno,
fue enredado en tu cuello y tus senos.
Si alguna vez fui sabio en amores,
lo aprendí de tus labios cantores.
Si alguna vez amé,si algún día
después de amar, amé,
fue por tu amor, Lucía,
Lucía...
Tus recuerdos son
cada día más dulces,
el olvido sólose llevó la mitad,
y tu sombra aúnse acuesta en mi cama
con la oscuridad,
entre mi almohada
y mi soledad.


Y así transcurrió el concierto, fueron minutos inolvidables, muchas canciones y humor de ese par inolvidable.
Sabina cantaba y yo pensaba en Madrid, y otra vez Olivia y yo encontramos una cosa en común: haber dejado parte del corazón en España, en Madrid, con la Ana.
Y las canciones siguieron, y cantaron "Pastillas para no soñar", "19 días y 500 noches", etc.
Y cantamos a voz en cuello hasta quedarnos roncas, y nos paramos y bailamos, pese a que los vecinos no se movían, casi no cantaban.
Y Sabina no cantó "Peces de ciudad" y Olga Román no vino esta vez para cantar "Y sin embargo te quiero", pero no importó...

Fue especial recibir otra vez noviembre con Sabina como anticipo de los 29...

martes, 13 de noviembre de 2007

Lugares comunes...

En "El libro de los abrazos" de Galeano, él recuerda que en francés (no estoy del todo segura) al abrazo se le conoce como pequeña muerte... Ahora la comparación se me hace tan cercana...


Son las once de la noche de un martes, no cualquier martes, un martes 13, oh casualidad, y justo ayer me preguntaste si era supersticiosa, empiezo a entender que en el fondo sí.


Ahora que estoy sola en mi casa, empiezo a tener la mente despejada, imagino que tú también, y el mejor desahogo es el blog, que en parte, como también te había dicho, es desnudarse un poco frente al resto, claro, suponiendo que es un desnudismo anónimo, lo cual en mi caso no es del todo cierto...

Te dije también algún rato, en esas charlas telefónicas, que para mí hablar en este espacio significó un reto, porque durante mucho tiempo me encerré y dejé de decir lo que quería, para decir lo que otros querían escuchar o para no decir nada, ahora sigo guardando silencio en público, pero tengo a Lilit para escapar o para enfrentar... depende de cómo lo vea, como todo.


Pienso en la charla de hoy, y claro, se me vienen a la mente las letras de Sabina, así que en el fondo creo que es una forma de preparme para la catarsis del sábado en el concierto, y también para los 29.

A lo mejor también me sirven para despedirme de esta experiencia corta e intensa que decidimos darnos.

La conclusión: no quiero encerrarme en una vitrina para evitar el polvo o la caída.

No me importa cometer errores, los que sean, no me importa saberme necia, impertinente, contradictoria.

No quiero medias tintas, esa es una de las pocas certezas, me gustan los colores, pero creo que, en el fondo, soy de las de blanco o negro, aveces los matices no dicen nada.

Si decido lanzarme, me lanzo por mi cuenta, si decido levantarme, me levanto cuando me siento lista, segura, preparada para otra posible caída.

Me niego a recibir mitades, partes incompletas, esa es la historia de mis amores, siempre me niego a la media, quiero más y por eso estoy siempre dispuesta a dar más.

Di un paso importante durante estas semanas, me di cuenta de que puedo confiar, de que me cuesta abrirme a una posible relación, pero finalmente, cuando valoro los pro y los contra, y siento, en el fondo, que aunque sea efímero, valdrá la pena, me decido a saltar, a veces incluso sin cerrar los ojos.

La canción cuyo nombre no recordaba la estoy escuchando ahora (19 días y 500 noches), la recordé por la típica frase, ya lugar común en mi vida y mi blog: "lo nuestro duró, lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks."

¿La habías oído? Eschúchala...

Esa y otra, que se llama "Pastillas para no soñar"...


Y eso... definitivamente es más fácil la soltería, pero también puede ser monótona, solitaria y estable, lo cual no debería ser tan contradictorio como es.


Te dije hoy, casi al final de la noche, que no me hablaras como a una niña, no sé si me entendiste, en el fondo lo que quise decir es que no quiero que intentes protegerme, aprendí a hacerlo sola hace rato.

Me gusta que te sientas responsable, que busques ser "equilibrado", si eso realmente es posible en un ser humano, pero mientras buscas tu centro, no quieras que yo quiera lo mismo que tú, no pidas que entienda posiciones que ni para ti están claras, no te disculpes, no puedo entener disculpas, si las das por intentar encontrarte.

Me gustaste, te gusté, nos acercamos, y casi funciona, y justamente lo que nos acercó nos aleja, el casi, ese casi que tanto detesto.

Y nunca me gustaron las despedidas, a nadie, supongo, así que no me despedí, no como tú esperabas... No salí de mi depar, no fui hasta el ascensor, aunque sé que tú sabes que moría de ganas, así como moría de ganas de que respondieras sí a las tres preguntas que no te hice.


En una cosa casi te doy toda la razón (otra vez aparece el casi)... En un momento también llegué a pensar que si debíamos despedirnos, este era el mejor momento... el antes de..., digo que "casi" te di la razón, porque acabamos de perdernos la oportunidad de saber "¿Qué habría pasado si...?", por eso, para la próxima elegiré odiarme por el mal paso, y no quedarme con la duda, con la pregunta sin respuesta...


Y viene a mi mente otra canción lugar común, esta vez, una de Silvio, "La cobardía es asunto de los hombres no de los amantes, los amores cobardes no llegan a amores ni historias, se quedán detrás, ni el recuerdo los puede salvar, ni el mejor orador conjugar", a lo mejor inventé partes de la letra, pero de ese modo viene a mi memoria en este momento.


Odio cerrar capítulos, prefiero abrirlos, así que asumiré que nos turnamos, en esta historia yo abrí, y tú cierras...


...quedan esas canciones de hace tres semanas, las que escuchamos, las de las letras que te envié, las que te dejo hoy...



viernes, 2 de noviembre de 2007

Frankenstein

Estoy en un momento de mi vida en el que busco estabilidad en todas las direcciones posibles, en todos los aspectos de mi vida. El primer gran paso (porque los hay más pequeños) fue la independencia; el siguiente, la convicción de que los amores de verano se acabaron; el tercero, lograr estabilidad laboral, y así, de paso en paso, logro encontrar el centro. Claro que en lo afectivo es más difícil dar pasos y ver resultados en el corto plazo.
Luego de salir de una larga relación y de superar el rompimiento vinieron las etapas de vulnerabilidad respectivas, de descubrimiento, de aceptación, de ilusión, de fracaso, etc. Estuve involucrada en unas pocas relaciones, siempre cortas, siempre inestables. Ahora, viendo todo en perspectiva, me doy cuenta de que el gran problema era que yo buscaba “algo”, pero nunca sabía qué, buscaba a “alguien”, no a cualquiera, pero a un “alguien” no demasiado definido, abstracto, una imagen como borrosa, mezcla de pedazos de lo que me había hecho feliz de los otros, y así fui creando a mi propio Frankenstein, la imagen de un hombre hecho de retazos de muchos hombres. Un hombre casi perfecto: inteligente, de mirada profunda y tierna, comprensivo, curioso, entregado, generoso, etc., etc., etc., etc. Y claro, la búsqueda fracasaba y fracasaba, hasta que agoté las esperanzas y dejé de buscar.
Ahora, con la cabeza un poco más fría, estoy deshaciéndome de mi creación poco a poco, y eso realmente me ha liberado. Dejé de buscar, empecé a disfrutar otra vez de la soltería, los amigos, la soledad, el silencio y cuando se puede, la compañía.
Y claro, de vez en cuando, a lo lejos, diviso un oasis. Aparece alguien que me gusta, y cada vez es más fácil volver a sentir, (porque en algún punto pensé que había dejado de sentir, que nunca más volvería a hacerlo, y me asusté), y cada vez manejo mejor mis sentimientos si las cosas no funcionan. Vuelven a mí sensaciones olvidadas, y me doy cuenta de que no había un solo amor, de que seguramente habrá varios, diferentes, en intensidad, profundidad, pasión, duración, entrega…
Y empiezo a entender cómo reacciono y lo que busco, lo que espero de una relación, lo que no toleraría, lo que estaría dispuesta a ceder…
Así que despido de a poco a mi Franki… y la sensación me gusta…
Se acercan los 30.


miércoles, 31 de octubre de 2007

collage

















BP Zomm



Hoy fui al teatro a los años, a la última función de un buen festival que trajo a varios grupos de fuera. Fui con tres queridos amigos y disfrutamos la noche como niños, hace rato no hacía algo así, por falta de iniciativa, más que de tiempo o dinero.
Las obras del festival costaban de 5 a 15 dólares, precio razonable para la calidad de espectáculo del que disfrutamos; además estuvimos de suerte y nos sentaron en los puestos más caros, por eso de estar en el lugar y el momento adecuado.
La obra que vimos se llama "A Wonderful World", del grupo francés BP Zoom, un grupo de clawn maravilloso.
Mi amiga S. me recordó un concepto del que nos hablaba nuestro profesor de literatura del colegio, la capacidad de asombro. Y eso fue lo más maravilloso, momentos como este logran que recuperemos nuestra capacidad de asombro, que otra vez miremos el mundo con ojos de niños. Se oía reír a carcajadas a la gente con elementos simples como aviones de papel. Fue maravilloso. Como un momento en el Paraíso. Te sales del mundo y disfrutas, y luego vuelves a la realidad.
Me pareció la mejor forma de acabar el día.
Luego a la casita de S. y G. a comer arepas y tomar café y charlar y charlar. Es lo bueno de tener tan buenos vecinos; se comparten los desayunos, los almuerzos, las cenas, las compras, las mascotas, las salidas, los amigos....

domingo, 28 de octubre de 2007

xenofobia

Nos ha dado qué pensar lo ocurrido en Barcelona hace unos días. Las imágenes fueron durísimas. Muchos nos quedamos con una sensación extraña dentro, como de rabia, miedo, inconformidad...
Viví un tiempo corto en España hace cuatro años, y nunca tuve un solo problema con nadie a causa del racismo; sin embargo, quedaba claro para todos que los latinos, en especial los ecuatorianos, somos tratados como ciudadanos de segunda clase. Eso se ve aquí mismo, en la Embajada de ese país. Las filas inhumanas, el teléfono que rara vez es contestado por alguien, las visas negadas, etc.

La pregunta que siempre me ha rondado es por qué si la migración no es un fenómeno reciente sigue causando tantos estragos. ¿Por qué es tan difícil de entender que somos iguales? Digo iguales con respecto a los derechos que tenemos, por lo demás ¡qué viva la diferencia!
Y está claro que los europeos no son los únicos que padecen de este mal, también nosotros, eso es lo trágico, nos quejamos de lo que reproducimos a diario...
Cuántas veces he escuchado, en diversos círculos, en distintas épocas, en boca de conocidos y desconocidos, quejas hacia los migrantes que viven en Ecuador, ya sean colombianos, peruanos, chinos o de otras latitudes...
No entiendo la violencia, nunca la he entendido, y ver en la tele, una y otra vez la imagen de un chico tan joven y tan lleno de odio golpeando a una muchachita, me preocupó, pero sobre todo me entristeció... ¿será él el reflejo de toda una sociedad o solo de una minoría?
No entiendo bien este mundo, lo intento, pero no puedo...

domingo, 14 de octubre de 2007

De la Insoportable levedad del ser

"Mientras las personas son jóvenes y la composición musical de su vida están aún en sus primeros compases, pueden escribirla juntas e intercambiarse motivos (tal como Tomás y Sabina se intercambiaron el motivo del sombrero hongo), pero cuando se encuentran y son ya mayores, sus composiciones musicales están ya más o menos cerradas y cada palabra, cada objeto, significa una cosa distinta en la composición de la una y en la de la otra."

Transtextualidad y agonía

"Esta búsqueda, originada en medio de los hombres, le lleva a uno en una dirección que le separa de ellos. La soledad de la mayoría que en mí ha sido forzada, en parte voluntariamente, buscada por mí -pero ¿qué era esto sino también obligación?-, está perdiendo ahora toda su ambigüedad y se acerca a su desenlace. ¿A dónde lleva? Lo más probable es que me conduzca a la locura, no hay nada más que decir, la búsqueda va dentro de mí y me destroza en pedazos."

Franz Kafka citado por Harold Bloom en Poesía y creencia, a su vez citado por Virginia Pérez en Huésped de sombra.

Hoy he pensado en eso de la búsqueda de la perfección, la lucha con las palabras y las ideas. En esos hombres a quienes les dolió ser tan profundos, todo a partir de leer algo sobre Gangotena, poeta ecuatoriano sobre el que doy una clase mañana. Y me encontré con esa cita de Kafka el dolor agónico de la intelectualidad fue confirmado.


Y claro, me encontré también con la fabulosa transtextualidad; un texto detro de otro que está dentro de otro. Y cómo no pensar en Borges y en los laberintos y los espejos, jajajajja, eso es otra clase de esta semana.

miércoles, 3 de octubre de 2007

El tiempo vuela

Me pasa desde hace poco, creo que desde que vivo sola, que el tiempo pasa con una rapidez que me deja pasmada. Siempre me hacen falta unas diez horas para hacer todo lo que tengo pendiente, además de lo que quiero, lo que debo y lo que surge sin aviso. Cosas de la edad, digo yo. Había escuchado que con la edad el tiempo se acorta, empiezo a sentirlo de cerca, y la verdad es que me aterra.

Ayer me levanté, pensando en el cronograma del día, y dejé unas cuántas cosas pendientes para hoy, así que espero que este sea un día súper productivo...
Esto del tiempo es tan subjetivo...
A veces uno quiere que el tiempo vuele, sobre todo cuando cuenta los días para que algo suceda, alguien se vaya o vuelva, para tener una respuesta sobre un viaje, un trabajo, una relación; y sin embarto, el tiempo pasa lento, cada segundo nos pesa en la espalda, el reloj no se mueve, el minutero se encoge y el teléfono no suena, por ejemplo.
Y cuando somos felices, cuando queremos que un instante sea eterno, entonces el indescifrable Cronos decide jugarnos a la casita y pasar veloz, dejándonos sin aliento, despeninándonos un poco y recordándonos que la eternidad dura lo que el pestañear... nada.
Sin olvidar el domingo, día insólito, en el que el tiempo transcurre de maner extraña, triste, pesada... Entonces yo me pregunto qué pasa con el tiempo, por qué se prolonga y encoge sin permiso, sin aviso, porqueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeé.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Adagios

Aquello que no te mata te hace más fuerte...

Ese es uno de los populares adagios que ruedan de boca en boca cuando una se siente derrotada y triste...

Hoy no me siento así precisamente, pero he pensado sobre ese estado de depresión que suele ponernos en el piso, sin ganas de otra cosa que no sea llorar, llorar y llorar; lamentarse de la propia suerte, no salir de la cama, ver películas cursis y suspirar, y derrarar una que otra lágrimilla por las propagandas más cursis e insulsas de la tele, como esa de aceite Jonhsons (yo lloraba con esa durante la adolescencia)... y es que a veces la vida es difícil y otras terrible, jeje, estoy del tipo fatalista.

Intentaba el otro día explicarle a una amiga esa sensación, y no lo logré, me imagino que se debió a que ella nunca se ha sentido así, lo cual me sorprendió y alegró. Es que cómo explicarle a alguien que uno está triste sin motivo aparente, que no es porque hubo problemas en el trabajo, que no es por los amores o desamores, por la situación del país o por la pelea con el busero, no. Esas penas no tienen explicación, solo surgen de la nada (aparentemente) y le dejan a uno en hueco en el pecho, entre las ideas, y por eso no hay concentración posible, no hay sonrisa, no hay alegría, como de costumbre.
También le dije a esta amiga que descubrí que puedo ser una muy buena actriz, porque puedo esconder de los demás esa tristeza detrás de una máscara de seriedad, que a veces les parece de enojo, pero que no es más que una depre sin explicación, sin nombre, y que a lo mejor tampoco busca el por qué, solo aparece y desaparece.
Decidí, por lo tanto, para no continuar en ese estado, hacer ejercicio y trabajar mucho más, como para producir endorfinas y no tener tiempo para pensar en si estoy triste o no, a lo mejor la pena se va sin que me entere y no vuelve hasta que haya una razón que la justifique.
También ustedes entristecen sin razón aparente? o soy la única que ha pasado por eso...

jueves, 13 de septiembre de 2007

La gitana dormida



Hace mucho tiempo abrí accidentalmente la página de una enciclopedia y me encontré con esta imagen, me gustó tanto, me atrapó de tal manera que recorté la fotografía, lo cual me trajo luego una jalada de orejas de parte de mi papá.


Es una pintura de Henry Rousseau, un hombre que trabajaba en las aduanas francesas y nunca estudió pin tura, pero que se hizo famoso por su estilo naif.


Esta pintura fue creada en 1897 y me gusta especialmetne por la ingenuidad de la imagen y las formas. La gintana duerme, inocente, ante la mirada ¿feroz o curiosa? del león. El pintor intenta que la imagen tenga profundidad, a mí me da la idea de figuras hechas con plastilina.


Al ver esta imagen siento y eso es lo que busco yo en la pintura, que una obra me dé curiosidad, me intrigue, me provoque algo intenso.


En un curso que estoy dando en la universidad (a gringos), les pedí que eligieran una pintura, la describieran y explicaran lo que sienten al verla. Una estudiante eligió la pintura The Lady of Shallot, de Alfred Tennyson. Pongo a su disposición la imagen. A mí me conmovió.





Les propongo que a continuáción me cuenten cuál es su pintura favorita y por qué... Espero sus respuestas.

martes, 11 de septiembre de 2007

los matrimonios...

Llega cierta edad y uno empieza a recibir invitaciones a las despedidas de los amigos que se van a estudiar fuera, llega otra edad y uno empieza a ser invitado a bodas, babyshowers y bautizos... Creo que llegué a esa edad. Todos los amigos se casan y soy de las pocas que van solteras por la vida a todas las invitaciones. A ratos, como en todo, me alivia el ser soltera; en otros momentos, sobre todo cuando extraño la mirada cómplice, la caricia, el abrazo, la charla en la mañanita, el desayuno compartido, los planes..., me resisto a creer que no haya alguien por ahí y que me voy a topar con él algún día.
El sábado 8 se casó una de mis mejores amigas, la ceremonia fue súper emotiva, las lágrimas se me salieron más de un par de veces, y claro, ocho o nueve copas de chanpagne después, estaba en el grupo de las "felices" de la fiesta.
Cuando tengo cerca a dos personas que se quieren y que están dispuestas a intentarlo creo nuevamente en el amor, en las relaciones y hasta en el matrimonio, y claro siento curiosidad por saber si llegará alguien con quien yo esté dispuesta a intentarlo, a ratos creo que no, a ratos soy ultra positiva y pienso que sí...
De todas maneras, tengo clarita la película en cuanto a las parejas y al amor, sé que es difícil encontrar alguien afín en los aspectos importantes de la vida, alguien con quien uno esté dispuesto a intentarlo... y que en esta época es probable que alguien como yo no se empareje en muuucho tiempo, por eso de que los hombres ecuatorianos son complicados (la mamitis aguda, el machismo, la egolatría), por eso de que los hombres de mi edad están casados, divorciándose o fuera del país.
Luego está también eso de que con la edad una se vuelve más exigente y yo tengo unas enormes expectativas con respecto a una posible pareja.
Cuando las parejas de amigos discuten, cuando una amiga llora en mi hombro por la última pelea con su novio, esposo o ex, cuando no hay nadie a quien rendirle cuentas por lo que hago o dejo de hacer, es cuando disfruto el ser soltera, y en este momento en mi balanza pesan lo mismo la libertad y el compromiso, creo que tiende más a la libertad, tomando en cuenta que hace rato no he conocido a nadie que me mueva el piso...
Sé que son falsas las estadísticas que indican que hay dos o tres mujeres por hombre, pero a ratos parece cierto, no hay hombres a la vista, no en el pequeño círculo en el que me muevo, en el que los galanes tienen 18 ó 19 años y son mis alumnos, jejeje.
En fin, todo este discurso iba a que brindo por las parejas que sí se atreven a intentarlo, a las que le apuestan a la vida en pareja, porque me guste o no, hace falta valor para aceptar que uno está perdido por el otro, que cayó y que esa sensación de vacío en el estómago, de inestabilidad psicológica, de mandarinismo, no le importan en lo más mínimo siempre y cuando esté cerca el otro. Salud por los novios

martes, 28 de agosto de 2007

Soledades

Esto de vivir sola ha hecho que, como hace tiempo no me sucedía, me encuentre con mi soledad. Esta etapa de autodescubrimiento me ha deprimido un poco. Es una depre extraña, pero en el fondo no me molesta. Es eso de levantarme y acostarme sola, y no me refiero a la cama, me refiero a la casa. Eso de llegar y saber que no va a haber nadie, ni gatito que me ladre ni nadie con quien charlar. Eso de saber que todas las llamadas serán para mí, que todas las cuentas llegarán a mi nombre, que es MI casa en desorden u ordenada, oliendo a limpio o no.
Ayer estuve con unos queridos amigos en la casa y les conté que estaba triste, y claro , todos dijeron "pero no estás sola, estamos nosotros" y sí, yo soy experta en aclararle a la gente que estoy aquí, pero se me olvida que ellos también están, que esa soledad es compartida, que aunque no vea a los amigos a diario, y a algunos casi no los vea, están ahí, en los cumpleaños y en los velorios, en las farras y en los llantos, en los amores y los desamores, en el trabajo, en el ocio, en las bodas (porque ya todos se están casando), en los divorcios (porque muchos se han divorciado).
Hace tiempo escribí un post para los amigos que están lejos, y creo justo en este punto escribirles a los que sí están, a los que caen a la casa, a los que almuerzan conmigo de vez en cuando, a las queridas vecinas de edificio gracias a las cuales la vida de soltera es más amable, a los amigos que me escuchan atentamente sin dar comentario, a los que se atreven a darlo, a los que me llevan de paseo, a los que me sacan a farrear, a los que me acompañan al cine o a las exposiciones, a los que prestan libros o películas, a los que me graban discos, a los del cole, a los de la u., a las compañeras de trabajo, a los peques favoritos, a las primas, en fin, pensándolo bien estoy rodeada de gente maravillosa entre tanta soledad.
Les dejo este post y un beso... y peques gracias por recordarme que hay con quien compartir los momentos... las tardes de cinco a doce, en el 4B...

viernes, 24 de agosto de 2007

The L Word



Durante estas vacaciones encontré los dvds de la serie gringa "The L Word", serie que ya había visto en cable hacía tiempo, pero no de corrido, sino algunos capítulos aislados. Me dio curiosidad y compré la primera temporada, y me volví adicta a la serie y ya estoy en la segunda. Y aunque debo reconocer que está llena de clichés, también es cierto que es una ventana hacia otro mundo, un mundo desconocido y nuevo para mí. Uno de los personajes principales es una chica que llega a Los Ángeles a visitar a su novio y descubre, casi sin querer, que le van las mujeres, por lo que la relación con su novio colapsa. Entonces ella empieza su autodescubrimiento y entra en el mundo L.
Me pareció interesante el coqueteo entre mujeres, las diferentes formas de seducción, la desaparición casi total de los hombres en el escenario. Y claro, se repiten los celos, los miedos, los enfrentamientos, las decepciones, los rompimientos, como en cualquier relación.
Es una serie provocativa, que dejó un montón de preguntas en el tapete, al menos para mí... Cuéntenme qué les parece cuando la vean.

viernes, 20 de julio de 2007

La despedida

Para variar pongo a su consideración la letra de una canción... Esta es la despedida, esa despedida que me costó un montón de tiempo, pero que conseguí, y de la cual estoy orgullosa, porque para dejar ir a alguien que uno ama hay que ser valiente...



Artista: Fito Páez
Album: Abre
Canción: La despedida

Algo se detuvo en punto muerto
y fue tan grande ese silencio,
fue tan grande el desamor
restos de un navío que encallaba
yo te quise,
yo te amaba
no se bien lo qué pasó

Cuando los jazmines no perfuman
cuando sólo vemos bruma
cuando el cuento terminó
Todo nos parece intranscendente
no es cuestión de edad o de suerte
de esto se trata el amor

Tengo que correr,
tienes que correr
a toda velocidada toda velocidad ....

Veo tus pupilas descubriendo algún Chagall
en el invierno, creo del ´83
yo estoy a tu lado revolviendo,
ordenando libros viejos que leí pero olvidé
Besos de tu madre en el teléfono
y la lluvia es un espejo
que me ayuda a verte bien
oigo tu sonrisa que ilumina
el estudio y la cocina
entre las copas y el café

Tengo que correr,
tienes que correr
a toda velocidad
a toda velocidad ...

Sabe amargo el licor,
de las cosas queridas
se acabó lo mejor,
quién nos quita esta herida
tu me pierdes a mí
yo te doy por perdida
es la hora de huir,
la despedida,
la despedida ...

Tengo que correr,
tienes que correr
a toda velocidad
a toda velocidad ...

de los gatos



Entre los amores grandes y constantes de mi vida están los gatos…
Ahora, y desde hace siete años, tengo en mi vida al Humo, un gato gordo y grande,
hijo único, mimado, celoso, intemperante, es decir, un gato.
Amoroso total, dormilón, sigiloso, bullicioso, un oxímoron completo.
Me gusta, me hace feliz la idea de tener un compañero al llegar a la casa. El amor casi desinteresado de los dos (casi digo, porque sé que él busca cariño, cobijo y comida, y él sabe que yo busco su calor, su ruido, su pana y amor), la independencia, la compañía.
Había dicho antes que me gustaba el Gato de Cheshire, pues he ahí.
Busco en el Humo la sonrisa de ese gato, y la encuentro.
Y hablo con él y me escucha ¿locura?, pues a lo mejor sí, pero de esas que a uno le hacen feliz...

Ahí es cuando me siento un poco Alicia. Viviendo en un mundo extraño, donde el único que sonríe, es un gato...

Personajes




Entre los muchos personajes que admiro, por diversas causas, se encuentran Frida Kahlo y Federico García Lorca, sobre quienes he leído mucho, propio y ajeno.
Frida fue una incomprendida, solitaria, obsesiva y radiante mujer, llena de color, barroca, egocéntrica, maternal. Mi curiosidad por ella surgió hace años, cuando me llevaron al teatro Politécnico a ver una película sobre la vida de esta polémica mujer.
Yo era chiquita aún, y cosa extraña, la película no me extrañó demasiado, digo, no en el sentido de escandalizarme, aunque hubiera un par de escenas fuertes (tomando en cuenta que yo aún estaba en la escuela).
Desde entonces le tengo cariño a la figura de la Friducha y en Madrid, donde vi la versión de la vida de la pintora, encarnada por Salma Hayek, compré dos biografías y un libro para niños sobre ella.
Una de las mayores coleccionistas de las obras de la Kahlo es la también polémica Madona. Otra mujer interesante e icono actual.
No he tenido aún la posibilidad de ir a México y estar en Coyoacán visitando la Casa azul, ni de ver de cerca los vestidos y joyas de la excéntrica Frida, pero espero hacer eso pronto, como para sentirla un poquito más cerca.

Federico García Lorca es uno de los primeros autores que leí cuando era pequeña, de ahí mi amor por él. Yo tenía un hermoso libro con poesía para niños de García Lorca, y memoricé El lagarto y la lagarta

El lagarto está llorando
(Federico García Lorca)

El lagarto está llorando.
La lagarta está llorando.
El lagarto y la lagarta
con delantaritos blancos.
Han perdido sin querer
su anillo de desposados.
¡Ay, su anillito de plomo,
ay, su anillito plomado!
Un cielo grande y sin gente
monta en su globo a los pájaros.
El sol, capitán redondo,
lleva un chaleco de raso.
¡Miradlos qué viejos son!
¡Qué viejos son los lagartos!
¡Ay cómo lloran y lloran
¡ay! ¡ay!, cómo están llorando!


Luego, ya en la universidad, leí su teatro y el nexo se fortaleció.
En Granada fui a su casa (la quinta de San Vicente), que ahora está en medio de un parque, y fue una de las experiencias más conmovedoras que he tenido, difícil de explicar.


Al pensar en estas dos figuras, un poco locos, soñadores totales, iconos de su tiempo, polémicos, pienso en que cada uno de nosotros busca un mártir en quien creer y a quien creerle…

¿ustedes no?

jueves, 19 de julio de 2007

amigos...

Hace rato quería escribir respecto a los amigos, porque da la casualidad de que a estas edades a los amigos se les da por irse a vivir fuera y el que se queda los extraña con locura y espera que el tiempo pase volando para volver a sus ojos, a su calidez, a su compañía.

Uno de mis grandes amigos se fue este año fuera, lejos, y no sé cuándo nos volvamos a ver, espero que no pase mucho tiempo. Y como no soy constante con la correspondencia, no le he escrito en semanas, no he sabido nada de él, pero pienso en él con frecuencia y tengo su foto en mi pared, junto a las de otros grandes amigos.

El Daniel, la Ana, la Saras, la Majo, el Esteban, la Margarita, el Felipe, el Henry, el Javier son afectos que se han quedado en mi vida y que por un montón de razones no están aquí o están por irse o por volver.
Así que a mis viajeros un abrazo y pronto retorno, les espero siempre...