domingo, 14 de octubre de 2007

De la Insoportable levedad del ser

"Mientras las personas son jóvenes y la composición musical de su vida están aún en sus primeros compases, pueden escribirla juntas e intercambiarse motivos (tal como Tomás y Sabina se intercambiaron el motivo del sombrero hongo), pero cuando se encuentran y son ya mayores, sus composiciones musicales están ya más o menos cerradas y cada palabra, cada objeto, significa una cosa distinta en la composición de la una y en la de la otra."

1 comentario:

yo misma dijo...

Puede ser, PERO se puede unir los dos significados o ver las cosas del lado del amado, creo que nunca se es viejo para amar otra vez como adolescente (sólo observa detenidamente a algunos adultos recién emparejados)