miércoles, 12 de diciembre de 2007

en busca el espíritu navideño y el olvido

me pasa todos los años, y cada vez con más fuerza... se acerca la Navidad, y con ella mi estado de ánimo decae...
En mi graaaaaan familia (10 hermanos casados y con hijos, muchos hijos, lo que significa muchos primos, parejas de primos, hijos de primos, etc.) creo que todos disfrutan de las fiestas. Hay reuniones todo el tiempo, con el pretexto de las ferias navideñas, las novenas, la preparación de la comida, etc., así que todo el tiempo hay una razón para verse, así es mi familia aunque no sea Navidad, pero yo cada vez me siento más distante de eso, no encajo en ningún lugar y aunque eso antes no me importaba, este año me deprime.
Será que coincide con la época de desamor, y eso siempre pesa, ¿será?

Tengo iras conmigo misma, muchas iras... Estaba en una época de tanta paz... tranquilita, disfrutando de la soltería, sin un solo hombre peligroso cerca, y claro, como estaba con la guardia baja, apareció uno, entró.
Y yo, ya desacostumbrada a la companía, me encariñé con el individuo y ahora que tal como entró salió, me quedé triste, desubicada, desconfiada, etc., etc., etc.
Y me pasan mil cosas por la cabeza... hay ratos en los que veo todo en perspectiva, y la tristeza desaparece... pero en las noches es difícil ver las cosas en perspectiva, y mi casa me trae recuerdos...
En otros momentos me da tanta rabia, que tengo ganas de agarrar el teléfono, llamar al individuo y decirle todo, todo lo que siento, todo lo que se me pasa por la cabeza, porque lo que más rabia me da es que ellos se creen o muestran insensibles, prefiero creer que solo se muestras así pero que tienen sentimientos, muy en lo profundo de su ser, jejeje.

Yo sabía que era una historia complicada, no puedo decir que no lo sabía, pero él también sabía que yo no quería jugar, que estoy harta de los juegos. Él sabía que yo quería reglas claras, todo transparente, sin cartas escondidas. No quería blofear ni que blofeen conmigo...
Y al final eso fue lo que me pasó... Porque este año aprendí (y me salió carita la lección) que a ellos no les cuesta decir cosas lindas sin sentirlas... gran diferencia de géneros..., la labia maldita...

Y claro, acudo a la típica terapia grupal, el consejo de las amigas, y no saco nada de ahí, porque, como siempre, solo uno sabe por lo que está pasando... Las amigas escuchan, opinan, pero ninguna opinión me sirve...

Y me pongo a pensar en qué es lo que me enganchó de este tipo, y bueno, aún no estoy segura, y creo que fueron varias cosas, una de ellas fue la cotidianidad, eso de tener rutinas... eso de encontrarnos en el chat a cierta hora, hablar de cierto modo, coquetear y jugar, vernos y coquetear y jugar otra vez. Ver la tele y seguir jugando...
ahhhhhhhhhh

hubo charlas buenas, importantes, transparentes, las hubo, y esas me terminaron de enganchar...
pero claro, terminé siendo terapeuta, y lo que yo buscaba era una pareja...
pero es tan difícil en un círculo en el que los hombres están heridos por sus relaciones anteriores, o casados o no viven aquí, jejeje... o están locos, más locos y confundidos que yo.

Y luego de tantos altibajos, me acordé de que la relación menos tóxica que he tenido fue con P. Que es un tipo tan chévere, que me gusta de tantas maneras diferentes, pero con el que la química no funcionó y por eso todo quedó ahí... Y el otro día que me invitó a comer por mi cumple tuve muchas ganas de decirle que lo nuestro, aunque corto, fue muy especial para mí... pero para qué decírselo, podía haber sonado confuso, podía haber mandado un mensaje equivocado, así que quedó pendiente la declaración amorosa, jejejeje. P. es ahora uno de mis grandes amigos, de esos que están siempre, aunque no nos veamos mucho... y eso fue lo lindo de esa relación, que nos quedó lo más importante, la amistad...
Con los demás no ha quedado nada, o casi nada. Mucha pasión, y el rato de los ratos, nada, ni la sombra...

MMMMMM, por qué será que puedo tener tan buenos amigos, pero soy un fracaso en las relaciones... (pregunta retórica)

mientras más edad tienen los hombres a los que conozco, más confundidos están, y más difícil es entablar cualquier tipo de relación... y si son menores, pues son unos niños...

Y justo ahorita empezó una canción que me encanta y me saca una lagrimita ("...eso de jugar a la vida, es algo que a veces duele...")

Así que para acortar el drama del desahogo, haré mi lista de prioridades para el próximo año y en ella estarán hasta el final las relaciones... Para qué gastar tantas energías en algo que no funciona...

Hoy podría firmar: Morelia, pero no, firmo Lilit... que no es ni mi primer ni mi segundo nombre, sino el tercero, sí que puedo adoptar Morelia como el cuarto... iré pensando en el quinto, porque no hay quinto malo, jejejeje...

7 comentarios:

Chopan dijo...

No eres para mi.. me lo ha dicho el viento!!! jejeje.. amiga, qué decir.. yo después de tanta decepción no sé si estaría dispuesto a abrirle las puertas a nadie.. tú al menos le sigues apostando y eso es lo importante... la soledad es hermosa pero a veces duele, mi crisis fue justo por eso, creo que lo importante es seguir viendo hacia adelante... esa incertidumbre del mañana es parte de lo hermoso de la vida...

te quiero mucho y anímate!!

pd: no había con qué acabarte porque no tiene nada de malo sentirse así !!!!!

Anónimo dijo...

Es verdad, muy poco es lo que se puede decir o hacer para hacerte sentir mejor. Lo único certero es el tiempo. Mientras tanto, te ofrezco un hombro para apoyarte, unos ojos para seguirte leyendo, y unos oidos para escucharte. Te mando un abrazo virtual, de esos que te levanta el ánimo.

un beso.

Phoenicoperus dijo...

El anonimo soy yo, se me fue sin nombre!

Anónimo dijo...

oye una pregunta, este man lee tu blog??

Olivia dijo...

Mi querida Lilit
Pues no sé qué decirte, es cierto que a veces una siente que los consejos no sirven para nada así que mejor no decir nada, solo una sabe por lo que está pasando, tienes razón.
Solo puedo decirte que aquí estoy para lo que sea, ya sabes, solo dos pisos más arribita, y si sirve de algo vos mismo me dejaste una tellita de tequila.
Eso, te quiero mucho, y no dejes que ningún mal tipo confundido huevón de mierda te arruine el día, la vida es muy cortita como para andar llorando por los rincones por hijueputas. Con perdón, jeje

Icaro Jr dijo...

que te diré como ley por ahi hoy soy la más tristes de las mujers tristes (dede ser la luna)

Renattus ® dijo...

Hace varias semanas estoy con ganas de decirte que me causa mucha admiración esa forma tan chévere y amena que tienes de escribir de tus cosas y abrir tu alma. Es lo que más me gusta de este espacio que compartes.
Aprovecho de contarte que extraño esas fiestas con Yolita, 10 hermanos, cónyuges, montón de primos y sobrinos, así que te pido les des mis saludos a todos cuando se junten ¿ya?.
Y respecto del tema de hoy, suscribo lo que dice tu amiga Olivia.
Un abrazote solidario.