martes, 28 de agosto de 2007

Soledades

Esto de vivir sola ha hecho que, como hace tiempo no me sucedía, me encuentre con mi soledad. Esta etapa de autodescubrimiento me ha deprimido un poco. Es una depre extraña, pero en el fondo no me molesta. Es eso de levantarme y acostarme sola, y no me refiero a la cama, me refiero a la casa. Eso de llegar y saber que no va a haber nadie, ni gatito que me ladre ni nadie con quien charlar. Eso de saber que todas las llamadas serán para mí, que todas las cuentas llegarán a mi nombre, que es MI casa en desorden u ordenada, oliendo a limpio o no.
Ayer estuve con unos queridos amigos en la casa y les conté que estaba triste, y claro , todos dijeron "pero no estás sola, estamos nosotros" y sí, yo soy experta en aclararle a la gente que estoy aquí, pero se me olvida que ellos también están, que esa soledad es compartida, que aunque no vea a los amigos a diario, y a algunos casi no los vea, están ahí, en los cumpleaños y en los velorios, en las farras y en los llantos, en los amores y los desamores, en el trabajo, en el ocio, en las bodas (porque ya todos se están casando), en los divorcios (porque muchos se han divorciado).
Hace tiempo escribí un post para los amigos que están lejos, y creo justo en este punto escribirles a los que sí están, a los que caen a la casa, a los que almuerzan conmigo de vez en cuando, a las queridas vecinas de edificio gracias a las cuales la vida de soltera es más amable, a los amigos que me escuchan atentamente sin dar comentario, a los que se atreven a darlo, a los que me llevan de paseo, a los que me sacan a farrear, a los que me acompañan al cine o a las exposiciones, a los que prestan libros o películas, a los que me graban discos, a los del cole, a los de la u., a las compañeras de trabajo, a los peques favoritos, a las primas, en fin, pensándolo bien estoy rodeada de gente maravillosa entre tanta soledad.
Les dejo este post y un beso... y peques gracias por recordarme que hay con quien compartir los momentos... las tardes de cinco a doce, en el 4B...

6 comentarios:

Olivia dijo...

Mi querida Lilit, qué bueno leerte!
Pues sí, como siempre te entiendo, cuando vives sola pasa eso, sobre todo al principio lo que más cuesta es habituarse al silencio y amigarse con él, cuesta llegar y estar solita, pero también es fascinante porque una aprende a estar sola. Y,claro, también a valorar a toda la gente que tienes alrededor y eso es un gran regalo. Eso, no más, también es un regalo que te hayas cambiado a mi edificio. Un abrazo.

choPAn dijo...

"la chica del apartamento 4B"... ya sabes que por aquí estamos.. un abrazote enorme ;)

la unica que no tiene camara dijo...

muy querida amiga del 4b
aun no tengo el honor de conocer ese depar de soltera que tanto me atrae...!
pero es como cuestion de armar agenda nomas.. no me preocupo, diga..!
la soledad para muchos es el sustento de sus locuras.. (OJO: y ta bueno estar loquito hasta que tengas hijos. juas juas...) y vivir solo respirando el aire de uno mismo es increiblemente rico.. tiene un lado taaaan amable...(OJO: hasta que vengan los niñosss.., llamese asi a cualquier bienvenido intruso)
vea, disfrute como loca de ese su espacio..
te mando un beso enorme panita

Anónimo dijo...

Saludo la nueva experiencia Sandrita, y por lo visto, el espacio es una CASA TOMADA, pero por los panas. Espero que no falte The Cure en tu CASA TOMADA, ni algo rico que tomar que encandile las conversas cuando te visite.

Pablo desde Lima-Perú (tierra de terremotos y poetas.)

Lilit dijo...

Chuta anónimo, por qué lo de Sandrita... y sí, efectivamente es la casa tomada, jejeje, siempre son bienvenidos los amigos.

www.astrauskas.tk dijo...

otra mordida a la manzana