martes, 19 de agosto de 2008

el amor


No lo puedo evitar, lo miro y siento esas felicidad que solo quien tenga un gato puede sentir y entender. Ha sido mi compañero por diez años y es mi calorcito en la cama, así que lo comparto, es mi momento cursi del día... el Humo.

5 comentarios:

Phoenicoperus dijo...

Yo tambien quiero un gato!!

Eri dijo...

es una belleza!! como se llama? yo vivo pensando en adoptar una.. sera buena idea? besos

Icaro Jr dijo...

yo te entienco prefectamente ... vista a GATA?
besos

Lilit dijo...

Eri, se llama Humo. Es una historia chistosa; cuando me lo regalaron me dijeron que era gata, así que le puse Uma, como la actriz Uma Thurman, pero resultó ser macho, así que para que no confunda su idendidad le agregué una H al nombre y le cambié la a por O, jajaja, así que se quedó de Humo.
Los meses que viví sola no me llevé al Humo conmigo porque está acostumbrado a tener jardín, salir y ver el mundo, pero como no podía vivir sin un amor gatuno, me compré una gata guapísima, le puse Mía, en honor a un personaje caracterizado por Uma Thurman, y otra vez resultó que no era gata sino gato, jajaja, así que ahora es el Mía, y vive con mis sobrinos.
Cosas que pasan.

yo misma dijo...

Sí es lindo el gato, te acuerdas de ese otro gato que tenías con cabeza diminuta y cuerpo amorfo, según vos liiindo, cómo se llamaba?