lunes, 1 de septiembre de 2008

luego de la carrera

A ver, no sé por dónde empezar... 
único punto malo: tengo un dolor de piernas y caderas impresionante, camino como pato.
Miles de puntos buenos:
Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida.
Cumplí un reto que me propuse, lo cual es fantástico.
La gente en las calles te alienta de una manera maravillosa, los niños quieren chocar sus palmas contra la tuya, te gritan "dale, sí se puede"... No faltó el borrachito que decía "eso es ch..., qué lindas las guaguas", y tampoco faltaron los comedidos que nos veían caminando en las cuestas y nos decían "pero qué pasa, esto es carrera no caminata". No podía detenerme y explicarle que correr en las cuestas era agotar las energías en los primeros kilómetros y dañar mis rodillas, así que continué sin mirar atrás.
Durante la ruta del centro hubo bandas de pueblo cada dos o tres kilómetros, lindísimo. La música era un apoyo, pero insisto, nada como la gente y sus ánimos.
El centro estaba iluminado, pero la verdad es que no puse demasiada atención a nada más que a la respiración y las cuestas.
Lloré unas cuantas veces (bueno no llorar llorar, pero se me fueron las lágrimas). 
Es una catarsis total, no sé cómo explicar todo lo que sentí, creo que lo que puedo decir es "corran alguna vez".

4 comentarios:

yo misma dijo...

qué lindo, qué sigas pues!

Phoenicoperus dijo...

Que bueno mi querida Lilit!! Salud por el reto superado!!

Besos.

Icaro Jr dijo...

un salud por eso!! besos

Eri dijo...

q grande! me alegro por vos! salud!