lunes, 14 de mayo de 2007

Del verbo domesticar


De todos los libros que he leído hay uno al que acudo a menudo cuando quiero leer algo y no sé qué, ese libro es El Principito. Y de todas las historias que le ocurren al dulce niño de rizos rubios, la que más significado tiene para mí es la de la imagen que puse arriba.
El Principito se encuentra con un zorro y el sabio zorro le expilca con una bella metáfora el significado de la amistad a partir de la palabra domesticar, a continuación les invito a releer esa parte de la historia.

-No -díjo el principito-. Busco amigos. ¿Qué significa "domesticar"? -volvió a preguntar el principito.
-Es una cosa ya olvidada -dijo el zorro-, significa "crear lazos... "
-¿Crear lazos?
-Efectivamente, verás -dijo el zorro-. Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos. Y no te necesito. Tampoco tú tienes necesidad de mí. No soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo...
-Comienzo a comprender -dijo el principito-. Hay una flor... creo que ella me ha domesticado...


Dentro de mi caja de Pandora encontré las figuras de El Principito y el zorro, me las había dado un amigo muy importante, en ese entonces el amor de mi vida, y ese regalo tan chiquito singnificó un montón, en ese momento y ahora. Es uno de los tesoros que desempolvé de la cajita, pero que volví a guardar, esperando un mejor momento, uno en el que nuevamente la figura del niño sea otra vez la de El Principito y la del animal sea otra vez el zorro. Y para variar hay un fondo musical por detrás, esa canción tan linda de Fito, Brillante sobre el mic, en la que la letra dice:


Hay recuerdos que no voy a borrar
personas que no voy a olvidar
silencios que prefiero callar
son dos, las caras de la luna son dos
prefiero que sigamos mi amor presos de este sol
dejar, amar, llorar
el tiempo nos ayuda a olvidar
allá, el tiempo que me lleva hacia allá
el tiempo es un efecto fugaz
y hay, hay cosas que no voy a olvidar
la noche que dejaste de actuar
solo, para darme amor
y yo vi tu corazón brillante sobre el mic en una mano
y ausente de las cosas pensaste en dejarlo
y tirarlo junto a mi
hay secretos en el fondo del mar
personas que me quiero llevar
aromas que no quiero olvidar
silencios que prefiero callar
mientras vos jugas...


Y eso es lo que sentí al volver a ver las figuritas...

1 comentario:

Ludovico dijo...

Domestiquemos el poco amor que queda :)