martes, 19 de febrero de 2008

de los hombres

hace poco salí con un tipo... del que ahora prefiero hablar poco. La cosa es que ayer que me junté con unas queridas amigas, charlamos de hombres, para variar, y las dos me repitieron algo que ya me habían dicho antes, que él les parecía demasiado "normal". Lo chistoso es que hoy leí un blog de una chica argentina que me gustó mucho, y justo ella escribe que está en busca de un chico "normal", así que, como todo, esa palabra puede tener varios significados.
Y claro, empiezo a pensar en lo que es normal para mí, que no sé qué tan normal soy.
Además, hace poco me encontré con dos amigos en el chat y les hablé de cómo me sentí con respecto a la forma en la que se terminaron las cosas con este fulano, y ellos me preguntaron cómo era la relación que busco, y claro, me di cuenta de que tengo ciertas ideas dispersas con respecto a lo que busco en una relación...
Así que voy a hacer un listado, como para que me quede bien claro lo que quiero por ahora, aunque mañana cambie de idea, como me suele ocurrir...
Quiero un novio, sí, sí, un novio en el sentido estricto y literal de la palabra. Ya estoy harta de las relaciones intensas y apasionadas que nunca llegan a ninguna parte (bueno, aparte de la cama).
Pero, y aquí viene lo complejo, últimamente atraigo sólo a hombres confusos, con el corazón roto, desconfiados, locos, ultrainmaduros, etc...
Así que el reto está en no dejar que ese tipo de hombres se acerquen demasiado a mí... aunque la propuesta sea tentadora.
Ahora, volviendo a lo de la normalidad, pues yo creo que no conozco a nadie normal. Mis amigas se referían a que este chico se queda dentro de la media. Claro, como son sobreprotectoras conmigo, quieren que me encuentre con un chico inteligentísimo, guapísimo o atractivísimo, brillante, sociable, de sangre liviana, fiel, trabajador, pero con tiempo suficiente para mí, sin un pasado tormentoso, que quiera tener algo enserio conmigo desde la primera cita, que no me haga daño, etc., etc., etc., y claro, ese es el reflejo de lo que todas quisiéramos para nosotras, pero es un poco irreal, un espejismo, creo yo.
Ahora bien, también siento que yo bajé un poco el perfil masculino, que antes era súper estricta para dejar entrar a alguien en mi vida, y que ahora me fijo en otro tipo de cosas. Antes por ejemplo me importaba demasiado que el sujeto pensara como yo en cuanto a religión o no religión, política, metas... buscaba como un clon mío en muchas cosas, y claro, demasiado blanco y negro te enceguecen... para qué cuernos quiero salir en una cita conmigo misma.
Luego decidí no ser tan radical y aceptar las diferencias con frescura... y creo que otra vez me fui al extremo, e incluso terminé saliendo con un sujeto que no tenía pero nada qué ver conmigo en un montón de cosas importantes.
Así que me encuentro en la búsqueda del justo medio... ¿de verdad existe eso?
La cosa es que otra vez me impuse unos cuantos meses de armoniosa soledad sin citas... lo que en mi vida quiere decir ¡PARA DE SUFRIR! por hombres y utiliza tu energía en otras cosas...
NO, no es tan trágico como sonó, pero algo así...
Empiezo a sentirme bien sola otra vez, así que la terapia está surtiendo efecto. La meta es que me sienta otra vez completamente saludable en lo afectivo, para dejar de atraer tipos confundidos por completo.
Ahora, volviendo a lo "normal", al ideal y a lo imposible que no creo que sea tan difícil, jeje:

Quiero un tipo por lo menos dos años mayor que yo,
que se sienta bien consigo mismo
que me parezca atractivo de alguna manera (claro, si además es guapo, pues bienvenido sea, jeje)
que sea alto, alto, alto (estoy harta de los enanos)
que sea sensible, lo cual significa que luego de conocernos un poco no debe necesitar fingir lo que siente o no, y que sea capaz de comunicar eso (ya, no hacen falta palabras siempre, pero que no tenga que adivinar lo que tiene dentro siempre)
que le guste salir de vez en cuando, pero que también disfrute de una peli en la casita o en el cine, un concierto o una reunión casera de esas que tanto me gustan...
que tenga superada ya su última relación....
que no necesite hablarme de su ex la mitad del tiempo, ni compararme con ella para bien o para mal...
que le guste escuchar

inteligente debe ser claro... pero a Einstein tampoco aguantaría...
que quiera empezar algo enserio
que tenga cojones para terminarlo todo si ve que no es lo que está buscando
que sea alegre, alegre, que entonces podría yo soportar bien sus días de mal humor
que no quiera conocer a mi familia ni presentarme la suya por lo menos por los primeros seis meses, jejeje
que no sea celoso,
que cada uno pueda tener tiempo solo o con sus propios amigos sin que la relación corra peligro,
que sea honestooooooooooooooooooooooooooo
paciente,
que huela riiiiicooooo
que bese bien
que sea tierno y cariñoso,
y eso...

¿acaso es mucho pedir?

jejejejeje

ya, claro... sé que al pedir mucho también debo estar dispuesta a dar lo mismo... pero la verdad ese es el reto y me muero de ganas...

eso de abrazar a alguien y sentirse en casa no me pasa hace rato...

4 comentarios:

Erika dijo...

menuda cosa la que pedis eh!!! yo de vos, hago las maletas ya mismo y adelanto el viaje de Mayo a Marzo, festejamos mi cumpleaños, y seguro algo de lo que buscas encontras..., tiene que ser todo en la misma persona? jejeje Besos

Icaro Jr dijo...

Lilit, que te diré... si no se pide mucho que por que tan bjas las expetativas. Si se pide mucho que por que tan altas, en esto delas relciones vos sabes que yo soy un mal ekemplo aseguri así consejos ni modo yo quiero uno parecido si lo encuentras podrás enviarme al hermano gemelo para acá. Yo prometo hacer lo mismo

Olivia dijo...

Lilit querida

Me gustó mucho tu post. Chuta, yo lo que creo es que no es tanta exageración lo que buscamos, solo buscamos alguien que esté a nuestra altura, digo, ¿no? Y que sea alto también, porque parecemos gulliver en Liliput, en fin.
Pero de ahí, me parece bien que te tomes tu tiempo para estar sola y hacer otras cosas importantes, el novio llegará o lo que quieras llegará solo es cuestión de no perder la perspectiva ni comer ansias. Eso, no más, un abrazo. (Y si el que encuentras tiene otro hermanito me lo mandas al sexto, claro que después que la Ícaro, que me ganó al gemelo)

Petite dijo...

Eso de la normalidad se aplica a mi caso también... por alguna razón buscamos hombres fantásticamente diferentes... pero maduros y capaces de amar... jajaja!... la verdad es que los NO normales son eso mismo: anormales en todo sentido... jajaja!