jueves, 3 de enero de 2008

una peli más

El otro día al fin vi Iroshima mon amour (no estoy segura de cómo se escribe), peli que permaneció sin pena ni gloria durante semanas esperando ser vista, así que decidí terminar el 2007 viéndola y me sorprendíeron mucho los diálogos, claro, no sabía que habían sido escritos por Margarite Duras, la autora de El amante de la china del norte, novela en la que se basó la peli El amante...

Los primeros quince minutos se ven imágenes de dos cuerpos, parte de los cuerpos, una espalda, un brazo, piel, en definitiva la piel, y se escuchan diálogos que para mí están llenos de sentido y de sin sentido también...

Confuso: sí... ambiguo: también...

vale la pena ver la peli, sugerencia traída desde el 2007...

Una de las tantas frases de la peli es la que sigue:



"Cómo iba a sospechar que tú estabas tallado a la medida de mi propio cuerpo."



Y esa frase me gustó muchísimo, pensé mucho en alguien, en un cuerpo en particular, y lo eché de menos; a él, no solo a su cuerpo... y sigo despertándome pensando en él y acosatándome pensando en él, y así transcurren los días del nuevo año...



"Me matas, me sanas"...



Y eso hacen los amores no, matar un poco y luego resucitar... aliviar, sanar...





Así que salud por los amores, por los recuerdos, por la piel...

1 comentario:

Lilit dijo...

Antes de que la pregunta surja... no, no es ese el cuerpo que la mayoría pensará... no... es otro, uno nuevo al que extraño y extrañaré por un rato...