lunes, 28 de abril de 2008

Novedades

A ver, he tenido algunas novedades que no me he dado el tiempo de detallar en el blog:

Mi sobrino está ya en su casa, lo cargué por primera vez el sábado (hace ya 17 días). Es tan flaquito, tan delicado, parece tan frágil... me da tanta pero tanta ternura, y una vez quedó comprobado el adagio aquel de "la sangre llama".


Y bueno, este fin de semana largo no pude salir de la ciudad, pero me di gusto farreando. El miércoles en la noche fui a una parrillada en casa de una amiga y a las dos de la mañana salimos a bailar, fuimos al lugar de siempre,  como siempre pasamos bien. Luego H. nos fue a dejar a la casita y el jueves por la tarde nos volvimos a juntar para ver una peli, que terminamos viendo como a las once. Otra vez a la una salimos a un bar y luego todos fuimos a donde la S., charlamos y dormimos todos ahí. Es decir, no dormimos, tonteamos como adolescentes hasta las seis de la mañana y algo algo dormimos hasta las nueve, luego  hasta ponernos de acuerdo sobre qué desayunar, terminamos en el Spanes tipo tres de la tarde, molidos.

El sábado fuimos a Miguel Bosé y la pasamos bomba... buen concierto, cantamos a todo pulmón.

Luego del concierto a comer y luego otra vez a la disco de siempre, en donde para variar me encontré con él.
La cosa es que yo no quise saludarlo, lo evité toda la noche y cuando él intentó acercarse súper amable le sonreí y nada más. La cosa es que hoy me enteré de que su papá murió el mes pasado y me dieron muchas ganas de llamarle y decirle que lo siento mucho, pero como nuestra relación es tan extraña, ni siquiera tengo su teléfono, lo borré hace tiempo ya para evitar la tentación.
Ahora estoy en ese dilema de llamarlo o no, o esperar a que la casualidad nos junte en algún lugar de esta ciudad y entonces decirle que lo siento mucho. Y no sé... 

Este chico me pone nerviosa, como que para mí el capítulo no se cerró como debió y eso me incomoda. No somos amigos ya, lastimosamente, pero le tengo cariño. Lo nuestro fue hace dos años y duró unos tres o cuatro meses. Fue re intenso, pero terminó pésimo, y lo peor fue que tenemos un amigo en común, así que los dos sabemos que de vez en cuando nos volveremos a ver...
Y como esta ciudad es chica, me lo he encontrado en muchos lugares en este tiempo, y en ese bar sobre todo, al parecer a ambos nos gusta mucho.
Y eso, en esas he andado la tarde de hoy...

Por lo demás, esta es la última semana de clases en una de las universidades, así que allí tendré un par de semanas un poco más tranquilas. Luego empiezo el verano y el nuevo semestre.

Y de amores cero, cada vez me decepciono más de la relaciones, mejor no esperar nada de nada. Eso sí, extraño un rico abrazo masculino.




2 comentarios:

Icaro Jr dijo...

Envidia de la negra y retorcida... yo querìa ir a Bose.... farras y más farras ... que sera de esta chica.

Deja que el destino te junte en algún lugar y te de la oportunidad de habalr con él.

espero que el abrazo que quieres te llegue pronto

Ludovico dijo...

me alegra. hay paz, y eso cuenta